50 hierbas buenas

Nekane Martiarena, 2006 TTARTTALO argitaletxea. 211 páginas.

Compartimos con Nekane muchas pasiones: todo lo relacionado con el ser humano y la naturaleza, identificar plantas, recolectar y estudiarlas, la pasión por aprender...

Su libro está cargado de sabiduría. Y desde la primera página de la introducción, ya te cautiva : "Cuando una serpiente muerde a un sarrio, éste comienza enseguida a buscar titímalos (planta de la familia de las euforbiáceas). El sarrio jamás come este tipo de planta, porque contiene un látex blanco muy laxante y bastante tóxico; sin embargo, nada más sentir el mordisco de la serpiente, ingiere dicha planta para expulsar inmediatamente el veneno de su cuerpo (junto con todo lo demás).....los lobos..."
No me digáis que no os apetece seguir leyendo!!

El libro es fácil de leer, ofrece información concreta, breve pero adecuada, y con unas imágenes espectaculares que ayudan muchísimo a la identificación de cada planta, evitando la confusión con otras parecidas.

La información se agrupa en un conjunto de 50 fichas de otras tantas plantas medicinales. Son las plantas más comunes de esta zona. El orden en que aparecen relacionadas no es el alfabético...aún estoy buscándolo...

En cada ficha, se recogen los siguientes datos:

En el título, el nombre común en castellano de la planta. Y su nombre científico.
Los meses de floración, y una descripción, completa pero abreviada, de las características de su raíz, hojas, flores y frutos, junto con una foto de gran formato y detalle.

En Indicaciones y usos, las propiedades y cómo se puede aplicar para cada dolencia. Se incorporan detalles para la recolección.. Uso cosmestible, principios activos, Aplicaciones y recetas a partir de cada aplicación. Así como otras plantas junto a las cuales puede utilizarse. En ocasiones se incorporan curiosidades acerca de leyendas o historias recopiladas de cada planta.

Os adjunto un ejemplo de ficha.
El libro merece la pena. Os lo recomiendo.










Tomillo blanco o mejorana española


De las cerca de 1.500 variedades de Thymus que hay, vamos a hablar de ésta, que el el Thymus mastichina, tomillo blanco o mejorana española, que nos lo ha traído nuestro amigo Andrés de Liébana. Hay que distinguirla de la mejorana dulce o francesa -Origanum majorana-, que es la auténtica mejorana, y un orégano, por otra parte, con propiedades sedantes y relajantes, muy distintas a las de esta variedad.
También conocemos alguna otra variedad, como el tomillo limonero -Thymus citriodorus-


el Thymus vulgaris, tomillo simplemente,



el tomillo salsero -Thymus zygis-, el tomillo serpol -Thymus serpyllum-, o el tomillo cabezudo -Thymus capitatus- muy común en las Baleares y sur de España, y hasta ahí nuestros conocimientos tomilleros.

Pero vayamos con el que nos ocupa: la mejorana española o tomillo blanco es muy buen anticatarral y expectorante, posee un carácter estimulante y tonificante. De aroma intenso, herbal y agreste, que recuerda al eucalipto,por su alto contenido en cineol (de un 55 a un 75%).

El tomillo, en cualquiera de sus variedades, es una de las plantas con mayor número de virtudes. 
Se usa tradicionalmente en infusión o inhalaciones, para combatir el resfriado y la gripe.
El aceite esencial que se extrae de sus flores contiene un elevado porcentaje de eucaliptol, de aroma fresco, penetrante y balsámico, capaz de reactivar rápidamente a quien lo aspire. Esta esencia no es tóxica, ni irritante, ni sensibilizante, por lo que con tranquilidad se puede indicar para todo tipo de pieles.

Un baño con unas gotas de aceite esencial de tomillo blanco combate la tensión mental. O ese mismo baño con una infusión de 500 gr. de tomillo hervidos 2 minutos en 5 litros de agua, fortifica y alivia la artritis y el reuma.
Mezclado con cardamomo y jengibre, con un buen aceite portador, alivia la tos bronquial y facilita la respiración. 
Calma los dolores musculares, aplicado junto al romero y vetiver.
El tomillo es uno de los ingredientes fundamentales en las preparaciones destinadas a la curación de eccemas, alergias, acné, eritema solar, impétigo, etc.
Puede sustituir fantásticamente al café, sin presentar sus efectos colaterales: lucha contra el cansancio metal, la pérdida de memoria, la depresión y la irritabilidad nerviosa -que a menudo ocasiona el café.
La infusión de tomillo también se usa para desinfectar heridas y para elaborar dentífricos, y en lociones contra la caída del pelo.
La esencia de tomillo es más desinfectante que el agua oxigenada.